Previo GP Canada

El circo de la F1 abandona Europa para irse unas semanas a Norteamérica. La primera parada, el bello circuito Gilles Villeneuve, en la bonita Île Notre-Dame, en Montreal. La isla, que durante el resto del año es transitada por gente haciendo footing o simplemente paseando, se vuelve durante una semana un hervidero de acción. Camiones, periodistas, equipos, visitantes…

Tras la muerte en Zolder en 1982 del carismático y legendario Gilles Villeneuve, que fuera el primer ganador en este trazado, el circuito tomó su nombre ayudando a hacer crecer la leyenda. Y es que el bueno de Gilles, a pesar de no ganar ningún campeonato del mundo, dejó huella en una generación de pilotos y aficionados, con su mítico Ferrari rojo con el número 27 (que fue el número que llevaron los Ferraris hasta la llegada de Michael Schumacher con el 1).

Circuit Gilles Villeneuve

Como se aprecia, Canada es un cirtuito alargado: largas rectas y cerradas curvas. Además, hay algunos tramos en que el muro está muy cerca de la pista y los errores se pagan caros, como le pasó a Olivier Panis, que se rompió las piernas en la primera parte de la vuelta.

La salida es complicada, con la curva de Senna cerrada nada más empezar, tras una pequeña curva a izquierdas, el trazado se cierra. Suele haber algun toque aquí. Luego todos se lanzan en una bonita serie de curvas rápidas hasta llegar al punto de medición 1, en que hay una S bastante amplia con una salida rapidísima.

La primera recta desemboca en una chicane y sigue con otra recta. Tengo en la retina la imagen de De La Rosa con el Arrows yendo tercero en este tramo. Fue una de sus mejores carreras.

Una frenada muy fuerte para tomar la aguja. Todos se pegan a la derecha para luego tomar bien el vértice de la aguja y salir por patas. Es una curva amplia y más de uno se pasa de frenada, pero hay asfalto más allá de los pianos así que no pasa nada.

Después a fondo durante un montón de tiempo para llegar a la que se hizo conocida como la curva de los campeones. Schumacher, Häkkinen, Villeneuve, Hill… todos han probado el muro de la salida en el que dice “Bienvenidos a Quebec”. Tiene gracia y seguro que el domingo alguno se estampa alegremente contra él. Yo apuesto por Sato.

Así pues, Canada suele dar grandes premios entretenidos, aunque sea porque siempre hay algún incidente que da la vuelta a la tortilla. Y espero sobretodo que se pueda ver algo mejor que lo que se vio en Silverstone.

Suele ser un circuito que se le da bien a Ferrari, pero Alonso está muy fuerte y no parece ir a menos el Renault como el año pasado así que a ver si entre unos y otros ponen algo de emoción al campeonato.

Dicho esto, el domingo a las 18:00 hora peninsular se enciende la luz verde.

Deja tu respuesta