Previo GP Francia

La Fórmula Uno vuelve a Europa con el Gran Premio de Francia, una vez más en Magny Cours. Michael con su ambición sin límites no quiere dejar pasar ni una sola oportunidad de recortar puntos con Alonso, pero aquí no le será tan sencillo como en Indianápolis.

Además esta semana ha estado llena de novedades. Ya hemos comentado el tema de que Montoya se marcha de McLaren el año que viene y que como castigo, han puesto a Perdo de la Rosa como titular a partir de Francia (aunque puede que el colombiano vuelva alguna carrera).

Por otro lado, cambios en las normas. En clasificación, ahora sólo tendrán 15 minutos en la última ronda para que no pierdan tanto tiempo malgastando combustible. Por otro lado, no se va a permitir usar el tercer coche en los oficiales del viernes, ya que algunos equipos se quejaron de que daba cierta ventaja a los que tenían permitida esta posibilidad.

Circuit de Nevers Magny Cours

Mucho se dice que Magny Cours es un circuito soso, aséptico y sin interés especial. Por un lado, su localización no es muy interesante, Nevers es bonito, pero no un sitio divertido para albergar a todos los equipos y el público. Por otro lado, es un circuito completamente artificial, que coge ideas de otros circuitos y las pega una tras otra.

Al combinar muchos tramos, los reglajes son complicados, ya que hay buenas rectas, curvas muy cerradas y también algunas chicanes rapidísimas. Hay que combinar un poco de todo y es complicado encontrar un buen equilibrio. Esto en principio favorece a los Renault pero ya veremos porque los Ferrari/Bridgestone son siempre una incógnita y pueden tener un buen conjunto.
En cualquier caso, en mi opinión suele dar carreras interesantes. Después de la salida viene la rápida de Estoril pero le sigue la recta y una fuerte frenada en Adelaida. Es un punto donde se cometen muchos errores y se puede intentar adelantar aprovechando el fallo, aunque es dificil llegar muy pegado. Räikkonen se pasó de frenada justo en esta curva cuando iba a conseguir su primera victoria en F1 cuando quedaban pocas vueltas para el final. Fue segundo, pero el sabor amargo no se lo quita nadie.
Como partes espectaculares también está la chicane de Nürburgring o de Imola, ciega a toda velocidad donde el coche parece que va a despegar en el cambio de rasante.

El complejo del Liceo, tiene un par de chicanes lentas, no es lo mejor para adelantar pero es donde Barrichello adelantó al Renault de Trulli en la última vuelta y le costó al italiano una buena bronca de Briatore y su fin como piloto del rombo.
El resultado lo veremos el domingo 16 a las 14:00 horas, hora peninsular.

Deja tu respuesta